Existen una serie de utensilios para limpiar cristales exteriores, que son básicos para conseguir un nivel de limpieza profesional, independientemente del tamaño de la superficie de cristal que se tenga que limpiar. Por tanto, para garantizar unos buenos resultados será obligatorio elegir correctamente los utensilios de limpieza de cristales, para cumplir con las necesidades concretas de cada uno, adaptando el servicio al estado de cada superficie.

La importancia de una correcta elección de dichos utensilios, no sólo radica en la obtención de los resultados esperados, sino también en el tiempo empleado para ofrecer el servicio y por consiguiente en la reputación de la empresa. Eligiendo adecuadamente las herramientas nos aseguramos de ofrecer al cliente, un buen servicio y en un período de tiempo adecuado, que desembocará en la satisfacción de las expectativas del cliente y, por tanto, en la publicidad de boca a boca.

Entre las herramientas más importantes con las que se ofrecerá el mejor servicio de limpieza de cristales exteriores son:

  • Un detergente cuya principal característica debe ser el secado rápido para dejar un acabado con brillo y que elimine eficientemente la posible suciedad que exista. Para acompañarlo, será necesario contar con un cubo cristalero en el que mezclar el agua y el detergente.
  • Una vez que tenemos la mezcla será necesario usar un mojador de microfibra con el que empapar bien el cristal y no se raye. Para quitarla serán necesarias las guías limpiacristales con labios de goma de calidad, con los que se evitará dejar manchas o rastros de suciedad.
  • Un elemento de gran importancia debido a los diferentes tipos de suciedades o excrementos que nos podemos encontrar en los cristales, es un rascador cuyas cuchillas puedan eliminar dicha suciedad sin rayar o causar cualquier tipo de daño en la superficie. En caso de que ya no actúen con la misma firmeza, se deben cambiar las cuchillas para garantizar la efectividad del utensilio de limpieza de cristales.
  • Otra herramienta para limpiar cristales es la bayeta 2 en 1 que, gracias a sus diferentes capas, por un lado, permite humedecer una zona y arrastrar la suciedad que pueda quedarse en zonas de más difícil acceso. Y, por otro lado, permite secar y abrillantar para dejar el mejor acabado posible.

En cualquier caso, debido a las diferentes zonas en las que se puede dar la limpieza de los cristales exteriores será necesario siempre garantizar la seguridad del personal que está realizando la tarea. Por ello, en Prosal siempre usamos los utensilios de limpieza de cristales necesarios para llegar a cualquier zona sin olvidar la seguridad de nuestros operarios. Uno de ellos, son las barras extensibles, que facilitan el acceso a prácticamente cualquier parte de la superficie de cristal.

 Por su parte, en lo que a los productos de limpieza de cristales se refiere como los detergentes, desengrasantes y desincrustantes, siempre se buscan aquellos que ayuden a que el estado de limpieza profesional del cristal se mantenga por más tiempo. Y así, lograr la máxima eficiencia en cada limpieza a fondo que se realice.