Antes de comenzar a realizar las tareas de limpieza de una fábrica hay que tener en cuenta la existencia de diferentes técnicas y procedimientos. El éxito en dichas tareas radicará, por tanto, en la correcta elección de los mismos.

Para ello, hay que tener la suficiente experiencia y conocimientos. Con los que saber elegir en función del tipo de labor que se realice en la fábrica o empresa, o la zona que se vaya a limpiar, entre uno u otro tipo de técnica de limpieza de las fábricas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el constante avance y desarrollo que sufre la maquinaria usada. Aspecto que también se debe tener en cuenta, para conseguir el resultado óptimo en cada situación.

imagen de técnicas de limpieza de fábricas

LIMPIEZA DE FABRICAS

Los procedimientos para limpiar fábricas son principalmente tres, entre los que también hay que controlar los productos y accesorios adicionales para realizar adecuadamente las tareas.

Uno de los tipos de limpieza más usados es la limpieza con vapor seco. Esta técnica se caracteriza por la expulsión a presión del vapor de agua, el cual está compuesto por tanto sólo un 5% de agua. Con este procedimiento se logra limpiar, desengrasar y desinfectar con tan sólo un paso, gracias a las altas temperaturas a las que se emite el vapor. Otra de sus principales ventajas es que al estar compuesto por una pequeña cantidad de agua lo convierte en uno de los métodos de limpieza de fábricas más ecológicos que existe. Además, no necesita del uso de productos químicos adicionales que repercutirán en un mayor respeto al medioambiente y una disminución en el gasto global del presupuesto.

Este procedimiento es principalmente usado en lugares cerrados ya que, al estar compuesto por muy poca agua no se necesita de un desagüe y permite secar rápidamente. Igualmente, se puede usar en zonas exteriores lo único que para que sea efectiva se debería realizar a mayores temperaturas que permitan que el vapor actúe adecuadamente. El único inconveniente o más bien limitación que presenta es que al usar temperaturas altas, no se puede usar para limpiar en superficies que por su composición sean más sensibles al calor.

Para ello, está el método de limpieza de fábricas más básico como es la limpieza por agua a presión. El cual no es tan ecológico como el anterior por el mayor uso de agua y la necesidad obligatoria de usar productos químicos. Lo que conlleva la posterior necesidad de aclarado y secado. Además, al usar más cantidad de agua será necesario que la zona de limpieza tenga un desagüe para evacuarla posteriormente.

 

imagen de técnicas de limpieza de fábricas

PROCEDIMIENTO LIMPIEZA FABRICA

Finalmente, uno de los más usados por industrias farmacéuticas o automovilística entre otras es la limpieza de fábricas por ultrasonidos. El mayor uso de esta técnica radica en los grandes resultados que se puede obtener en la limpieza de la maquinaria. El proceso pasa por introducir el objeto o máquina en una cuba en la que se encuentran los productos de limpieza para después cavilar dicha mezcla y conseguir que penetre por cualquier cavidad sin importar su tamaño. Por lo tanto, de una forma rápida podrás conseguir mantener tu maquinaria en perfectas condiciones de limpieza e higiene. Además, no debes preocuparte por el tamaño del objeto o máquina a introducir ya que, existen plataformas de carga y descarga que facilitarán la tarea.

 

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que sea cual sea la técnica de limpieza de fábricas usada, se debe proveer a los trabajadores con la indumentaria y formación necesarias. Con los que evitar poner en peligro la seguridad de los trabajadores.