Es muy importante la desinfección diaria de los espacios en los que estamos directamente en contacto. Por lo que debemos tener en cuenta que productos debemos usar siempre.
Desinfección no quiere decir limpieza, es una parte del proceso para que los espacios se queden totalmente limpios.


Debemos saber que hay diferentes productos y formas de desinfectar que depende del lugar se deben usar más unos productos que otros.

Qué productos de desinfección existen

Los Detergentes

La mayoría de los detergentes están compuestos de tensioactivos, que es la composición química que hace que se pueda eliminar con facilidad las grasas y se disuelve fácilmente en el agua.
La mayoría de los detergentes no necesitan aclarado y su poder desinfectante es alto, ya que puede durar varios días, se puede usar a modo casero, con lo cual es bajo en toxicidad y no irrita mucho la epidermis de sus usuarios.


Podemos encontrar diferentes tipos de detergentes, dependiendo del uso serán más o menos fuertes.
Detergentes desengrasantes : se van a usar mucho en la parte de la hostelería, restaurantes, cocinas, cocinas industriales.
Detergentes bactericidas: Se usan en espacios que necesitan mayor desinfección por su alto nivel de bacterias, como son los hospitales, los baños o sanitarios.
Detergentes para eliminar elementos orgánicos, cómo son las grasas o la sangre.

Lejías, cloros o yodos

Estos productos son otro tipo de desinfectante con mayor capacidad que los detergentes y por lo tanto con mayor riesgo de contaminación. Para usar estos productos debemos saber cómo son sus instrucciones de uso y tener mucho cuidado por intoxicación o abrasión por no saber manejarlos.
Se pueden diluir fácilmente en el agua, son incoloros con lo que se puede confundir con agua, estos productos deben estar fuera del alcance de niños. Y se deben usar en espacios que haya una buena ventilación porque la inhalación del producto puede ser muy perjudicial. Tiene un alto poder antibacteriano, elimina rápidamente cualquier bacteria o germen.

Alcohol

Son productos que se usan para desinfectar zonas específicas, su uso es rápido ya que el alcohol se evapora muy rápido cuando entra en contacto con el aire. Se puede usar para desinfectar la piel, es muy usado a modo casero para curar alguna herida, evitar que se infecte. Se usa también en los hospitales para que el personal de hospital estén limpios de bacterias constantemente, al tocar heridas y realizar operaciones.

Teniendo estos productos básicos, ya sabemos que podemos usarlos a diario para que nos ayude con la limpieza y que nos dejen tranquilos que no haya bacterias.