Ahora estamos más concienciados en la limpieza de nuestros hogares, lugares de trabajo, sitos públicos…etc. Pero lo que no tenemos claro que con sólo limpiar ya tenemos desinfectadas las superficies.

Pues no solo basta con tener las superficies limpias además después de limpiar se debe desinfectar y no al revés. Si desinfectamos y no limpiamos siempre vamos a tener superficies sucias, pero si limpiamos y después le echamos desinfectante estaremos haciendo lo correcto.

Para limpiar una superficie, necesitamos pocos utensilios.

Limpiar madera 

Para limpiar la madera necesitamos un trapo humedecido en agua mezclada con un poco de detergente para madera. Se pasa el trapo humedecido por la superficie y se seca. Si para colmo queremos limpiar y desinfectar en el mismo agua con un poquito de detergente podemos añadir un poco de vinagre y se quedará la superficie limpia y a la vez desinfectada. Con este truco el mueble o superficie de madera aguantará más tiempo limpio y brillante.

Limpiar cristales

La limpieza de los cristales es muy parecida a la de la madera, para limpiar un cristal y eliminar toda la suciedad o grasa incrustada debemos limpiarlo con una mezcla jabonosa y darle con un trapo húmedo hasta eliminar toda la suciedad por completo. Una vez limpios de grasas y polvo se usa un limpiacristales que normalmente van mezclados con un poco de vinagre para dejarlos limpios, brillantes y a la vez desinfectados.

Limpiar superficies metálicas

Igual que las superficies anteriores, el truco es limpiar primero con una solución jabonosa mezclada con agua para eliminar grasas y polvo acumulados y una vez limpio pasar con una mezcla de vinagre y agua para dejarlo limpio y desinfectado.

Cleaning with spray detergent, rubber gloves and dish cloth on work surface concept for hygiene

Limpiar baños

La limpieza de los baños es muy importante y hay que hacerlo en ese orden porque si no las bacterias campan a sus anchas. Importante limpiar el sanitario con detergente y agua y una vez limpios usar vinagre o lejía para dejarlos desinfectados, para mater las bacterias y que se usen con tranquilidad.

También podemos optar por productos desinfectantes pero sin lejías, cada vez hay más en el mercado y son grandes desinfectantes

Este mismo truco se puede realizar en cualquier superficie, cerámicas, metales, cristales, maderas y un largo etc.

Recuerda que siempre se debe limpiar y después desinfectar.