¿No te ha pasado muchas veces que se te cae la casa encima y por más que limpias y recoges no te luce tu trabajo? en este post nos gustaría darte unos consejos para que puedas llevar una vida normal y que la limpieza no sea tu peor enemigo.

Planifica tu semana

Woman and girl planning

Lo mejor que debes hacer es preparar un horario con las tareas a realizar. Ya sabemos que todos los días debemos limpiar y recoger, pero se puede hacer de manera que no nos ocupe todo nuestro tiempo.

Lo mejor es dedicar el fin de semana para realizar las tareas más duras y lavadoras para que comencemos la semana sin prisas por qué tenemos el tiempo ocupado en el trabajo o en colegios o actividades varias.

Los primeros días de la semana lo mejor es mantener la casa recogida, pasar un aspirador y limpiar polvo con plumero, así se mantiene limpia más tiempo y sin apenas esfuerzo. Cuando se va acercando el fin de semana ya podemos organizar otra vez ropa sucia, planchado y colocar. Y en el fin de semana dedicar más tiempo a la limpieza a fondo y con la colaboración de todos los integrantes de la familia.

Otro gran consejo es que cuando vayas a hacer más tareas de cambios de armarios o limpieza de azulejos o muebles, intenta buscar profesionales que te echen una mano.

Así no se te acumularán las tareas.

Material y productos que vamos a necesitar

Es muy importante tener todo el material y productos necesarios para realizar las tareas correctamente, a finales de semana prepara tu lista de la compra para que puedas tener todo a mano y así aprovechar más el tiempo. No es lo mismo empezar a realizar una tarea con todo lo que necesites a que se te quede a medias porque no puedes seguir realizándola ya que te faltan cosas.

Cómo hacer tu horario

Un horario debe estar a la vista para que podamos echar un vistazo las veces que necesitemos, así que prepara un papel mediano-grande y ponte a escribir los días de la semana y el horario que mejor te conviene para realizar las tareas. Así cuando tengas tu horario realizado y tú no puedas hacer alguna tarea uno de los días el resto de convivientes de la familia sabe que hay pendiente de realizar y te pueden echar una mano. Las cosas con más prioridad puedes ponerlas en u color diferente al resto para que no caigan en saco roto y así lo pueda ver todo el mundo bien.

En definitiva, si te planificas bien, puedes disfrutar de tu casa recogida, limpia y desinfectada, durante toda la semana, con un pequeño esfuerzo, pero permitiéndonos que podamos realizar otro tipo de tareas o hobbies. El tener tiempo para todo nos da una libertad y tranquilidad que se traslada también al ánimo para seguir realizando tareas que no nos suelen agradar.

No tardes en realizar tu horario y verás que cambio vas a tener en tu día a día.