Llega el cambio estacional y toca mover la ropa de los dormitorios y liberar los espacios de mantas, nórdicos etc.

Hoy toca limpiar en profundidad nuestro dormitorio. Parece tarea fácil, pero es una tarea muy minuciosa y llena de detalles que no se nos pueden dejar escapar.

La ropa de cama y Textil en general

Por fin empieza a hacer un tiempo mas agradable sin tener que tener 10.000 capas de ropa para no pasar frío. Así que…. fuera nórdico, fuera mantas y fuera el frío. Bienvenidas las buenas temperaturas y buen tiempo!!

Así que con muchas ganas podemos empezar a quitar el textil de nuestra habitación y empezar a prepararlo para guardarlo.

La ropa de cama de invierno suele ser tejidos muy gruesos que en ocasiones ni nos entran en nuestras lavadoras, lo mejor en estos casos es enviarlos a un lugar profesional para que nos lo limpien. Una vez limpios ya podemos empaquetarlos a conciencia para que ocupen el mínimo de los espacios, hay bolsas preparadas para cerrar al vacío y dejan la ropa con un tamaño reducido y cerrada herméticamente para que no acumule suciedad. Ya tenemos la ropa de cama lista para ser guardada, pero antes de guardar debemos limpiar el espacio donde la vamos a colocar.

Con el resto de textil del dormitorio nos va a pasar igual, lo enviaremos a limpiar y enfundaremos para guardarlo más cómodamente.

El siguiente paso es coger los armarios y dejarlos vacíos al completo. Coge toda tu ropa con sus perchas correspondientes y échalos a tu cama. Vuélvete loc@ dejando el  armario lo más vacío posible. Ahora es el momento de aprovechar y dejar el armario bien limpio y desinfectado. Coge un trapo húmedo y échale un producto desinfectante y pásalo por todos lo espacios y déjalo secar para que a la hora de colocar no se manche la ropa.

Coloca la ropa y empaqueta

Este paso nos va a llevar un tiempo, ya que nos gusta tener mucha ropa y debemos ser cautelosos y mirar una a una todas tus prendas para asegurar la que queremos guardar. Podemos aprovechar este momento de limpieza para hacerla también en nuestra ropa, la ropa que no te pones, no la guardes, dónala o véndela pero no la tengas ocupando espacio.

Una vez echa nuestra selección, procedemos a guardarla, cómo en la parte textil hay miles de formas de guardar nuestra ropa (Cajas de tela, Cajas de plástico, Bolsas, bolsas para envasar al vacío…) y que se mantenga limpia sin polvo, tú eliges la forma que más te convenga.

Ahora si miras tu habitación puedes observar que tienes muchas cosas ya que puedes guardar en el armario, pues vamos a quitar cosas de en medio.

Ya sólo nos queda la ropa que si vamos a usar en esta temporada, pues vamos a buscarle espacio en el armario.

Limpiar el resto del dormitorio

La parte del armario ya la tenemos solucionada ahora hay que atacar al resto del dormitorio, si tienes mesitas de noche es el momento también de vaciarlas y seleccionar lo que nos hace o no falta. Limpia igual que los armarios el interior de las mesitas y vuelve a colocar lo que quieras guardar en ellas.

En otros dormitorios nos encontramos mesas para el estudio con sus cajoneras correspondientes… pues vamos a hacer el mismo proceso, vaciar, seleccionar, limpiar y colocar.

Ya por fin podemos ver que nuestro dormitorio está recogido, ya sólo nos queda dejar bien limpios los espacios de los suelos, lámparas, puertas y ventanas y quedará lista para recibir el buen tiempo como se merece.

Ahora sólo nos queda mantener nuestro dormitorio recogido y limpio!!