Llevar a cabo un buen mantenimiento y limpieza de las tuberías es una labor esencial y básica, que cualquier empresa de limpieza debe poder realizar fácilmente y con resultados óptimos. Especialmente si la limpieza de una tubería que se debe realizar, es de un lugar público como un centro comercial, una oficina o incluso un centro educativo como un colegio o academia.

Tan importante es lograr un nivel óptimo de limpieza en este tipo de lugares ya que, de lo contrario se generan malos olores y proliferan en mayor medida gérmenes e insectos como las cucarachas, ambos muy perjudiciales para la salud de los individuos. Y no sólo esto, sino que se pueden producir taponamientos y daños que generen problemas en el funcionamiento de las tuberías y puedan derivar en problemas mayores. Es por ello, que contar con una empresa especializada en la limpieza de centros educativos que realice un mantenimiento constante de las tuberías es de vital necesidad.

imagen de como limpiar tuberías

LIMPIEZA DE TUBERIAS SIN OBRAS

Evitarte todos estos problemas puede ser muy sencillo, siguiendo los consejos que te proponemos a continuación.

El primero de ellos es el más complicado ya que, dependerá de la instalación previa de los tubos que se haya hecho cuando se realizó la vivienda y que sólo podrás cambiar en caso de realizar una profunda reforma. Implica que deberás pedir a tu fontanero que la parte a la que puedas acceder de las tuberías sea desmontable para así poder realizar un correcto mantenimiento de las tuberías, por lo menos de esa zona.

Otro detalle a tener en cuenta, será el uso de protectores en todas las entradas hacia las tuberías ya sea de lavabo, bidé, váter, ducha o fregadero. Con ellos, evitarás que residuos y suciedad sólida como restos de comida, pelos, grasas, etc. no puedan llegar a los tubos acumulándose y provocando olores muy desagradables y a su vez, limpiar tuberías no será una tarea tan asidua.

Muy relacionado con este aspecto y así evitar la acumulación de restos de comida y líquidos usados para cocinar que quedan en nuestra vajilla o utensilios de cocina, está el siguiente consejo. Antes de fregar cualquier objeto es recomendable con un papel absorbente eliminar cualquier resto que haya podido quedar, de esta manera minimizaremos considerablemente la suciedad que traspasa y la limpieza de tuberías no se deberá realizar de forma tan asidua.

imagen de como limpiar una tuberías

AMONIACO LIMPIEZA TUBERIAS

Otro remedio casero muy sencillo de llevar a cabo que ayudará increíblemente al mantenimiento y limpieza de tuberías, es el uso de amoníaco. Sobre todo, para las tuberías de la cocina en las que es inevitable sobre todo en épocas de temperaturas más bajas en las que el aceite y la grasa se solidifica, verter un litro de amoníaco y dejar actuar toda la noche sin utilizar el fregadero facilitará la tarea de mantener y limpiar tuberías. Posteriormente, por la mañana se calienta agua en una olla y la suciedad que haya podido quedar en las paredes se arrastra. De igual manera, se debe realizar periódicamente en las tuberías del baño debido a la solidificación del jabón de champús y geles que usamos para asearnos.