En la época de primavera verano ya se empieza a hacer más vida en la calle, por lo que todo el mundo empieza a acondicionar sus espacios exteriores para estar disfrutando de ellos el mayor tiempo posible.

Tanto si se vive en comunidad como si se vive sólo se debe tener especial cuidado en el mantenimiento de las piscinas y zonas exteriores a ella.

Mantenimiento de una piscina:

Una piscina para que arranque a funcionar, se debe tener unos cuidados especiales, y una vez tengamos la piscina lista para usar, debemos mantener el agua y la limpieza en orden.

Debemos garantizarnos que el funcionamiento de las máquinas están correctas, la depuradora y los aparatos de limpieza.

A partir de ahí se realizan unos horarios para revisar y limpiar la piscina durante el tiempo que esté en uso.

El día que toca la revisión y limpieza se debe medir el ph del agua para regularlo y qué esté en condiciones de uso, se debe limpiar el fondo y las paredes de la piscina, y poner el cloro para mantener el agua óptima. Se debe limpiar los filtros y la depuradora para que no se atranque con hojas o bichos que se hayan podido colar.

Y para finalizar se debe limpiar el suelo y bordillos de alrededor de la piscina, para que se pueda usar con tranquilidad. Las duchas también se deben dejar limpias.

Por supuesto si hay vestuarios, se deben limpiar  desinfectar todos los días que se hayan usado.

Mantenimiento de jardines:

Para esta labor hay diferentes tareas a realizar, por supuesto mantener suelos limpios pero también podar y mantener las plantas, arboles o arbustos en condiciones.

Las zonas comunes deben limpiarse y desinfectarse, el césped debe cortarse y mantenerlo, y se debe hacer alguna plantación.

Estas tareas normalmente las realiza personal cualificado para estas funciones, se debe contratar el servicio completo y ellos realizan los horarios para que todo esté en perfectas condiciones de uso.