Debido al estado del COVID, debemos saber que hay que desinfectar todo el cacharreo de playa a diario para evitar contagios.

Limpieza y desinfección de ropa de baño

Toda la ropa de baño que se utiliza a diario debe estar bien lavada y desinfectada. Para ello lo mejor es después del último baño de playa o de piscina, pasar como es normal por la ducha y al llegar a casa poner todo el baño en un barreño con agua templada y un jabón suave o neutro, con frotar varias veces con el jabón es suficiente. Daremos un buen enjuagón y tenderlos rápidamente para que se sequen y no esté en contacto con el resto de cosas.

Limpieza y desinfección de toallas

Con las toallas debemos hacer prácticamente igual, son prendas que se van a poner en el suelo de la playa o de piscinas y debemos dar especial cuidado a la hora de desinfectarlos. Se recomienda tener un par de toallas, para que mientras se usa una un día y se lave se pueda usar otra. Lo recomendable que después de usarse todo el día se les dé un lavado corto en lavadora con un jabón neutro suave y tenderlas para que no estén en contacto con más cosas.

Limpieza y desinfección de aparatos de playa

Cómo se denomina, el cacharreo que se utiliza para ir a la playa y a la piscina, también deben ser limpiados y desinfectados a la hora de entrar en casa para darnos la tranquilidad que se pueden volver a usar sin miedo a infectarnos de nada.

Por ejemplo: Sombrilla, sillas, neveras, pelotas, accesorios para jugar en la arena, palas, gafas, etc.

Todo lo que se denomina como cacharreo lo mejor es darle en la mismas duchas un enjuague con un poco de jabón para que se queden limpios y por último cuando ya estén secos rociarlos con gel desinfectante para que se queden listos para volver a usarlos al día siguiente.

 

Aunque parezca un ritual muy pesado, al final nos acostumbramos y llevando esta rutina diaria, podemos estar tranquilos y poder disfrutar de un verano libres de contagios.